Buscar
  • Melissa Martinez

Cómo manifestar Bienestar

Lo peor que te ha pasado es lo mejor que te ha pasado.


Hmmm… mastiquemos por un momento esta frase.


¿Cómo me pides que crea que esta experiencia horrenda en mi vida, que no le deseo a nadie, pueda ser lo mejor que me ha pasado?


Sí. Yo entiendo que es una frase fuerte, y que muchos no estamos listos para escuchar. Pero créeme cuando te digo que llega un momento en que puede hacer sentido.


Déjame te explico un poco más.


El fin de semana pasado fui a un taller de Abraham Hicks. Si eres nueva a sus enseñanzas, te invito a que leas el libro “Ask and it is Given” de Esther y Jerry Hicks (Pide y se te dará en Español). Sin embargo, si alguna vez has escuchado algo relacionado con la Ley de la Atracción, o la película de El Secreto, entonces has escuchado parte de las enseñanzas de Abraham Hicks.


Parte de lo que enseñan es que todos, sin excepción alguna, contamos con un sistema de guía, como un GPS interno. Y tal guía son nuestras emociones.


Cuando sabemos lo que no queremos, podemos descubrir qué es lo que sí queremos.

Si ya me di cuenta que me siento mal, angustiada, con miedo, triste, enferma, sola, enojada, dudosa… entonces, ¿cómo sí me quiero sentir?


Te pongo un ejemplo.


Después de haber estado internada dos veces, una en una institución mental por depresión, comportamientos auto destructivos y drogas, y la otra, en un rehab center, mi familia, y sin duda yo misma, dudábamos de cuál sería el método de recuperación y rehabilitación ideal para mi.

Después de algunos años de seguir atorada en ese ciclo adictivo y enfermo, tuve una epifanía y viví mi momento de gracia. Ahora sí estaba lista para recuperarme, reconstruirme y salir adelante. Y desde entonces, no he mirado hacia atrás.


¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué esta vez me fue más fácil de lo que pensé?

(No me malinterpretes, el proceso de detox y abstinencia fue durísimo, pero logré ver la luz al final del túnel).


Lo que pasó es que esta vez tenía bien en claro cómo no quería sentirme nunca más. Sabía perfectamente cómo se sentía estar en el pozo y cavando más y más, cómo se sentía vivir sin dignidad, con culpa, con dolor, con resentimiento, con vergüenza.


Así que lo único que quedaba era preguntarme, y ahora, ¿cómo sí me quiero sentir?

Con toda seguridad te puedo decir que desde entonces, mi mirada la tengo hacia adelante.


Y casi puedo escucharte decir: ¿estás diciendo que debería de celebrar la muerte de mi ser querido, o mi pérdida de trabajo, o mi reciente divorcio, o mi enfermedad?


No. Eso no es lo que digo. Hay tiempo para todo. Hay tiempo para llorar, para vivir un duelo, para recuperarte y enfocarte en tu salud, para sanar el corazón después de una ruptura. Sin embargo, lo que sí te puedo decir, es que detrás de cada dificultad hay una oportunidad. Y la oportunidad llega cuando tú estás lista para verla y recibirla.


¿La adicción que viví me causó dolor? Sí, muchísimo, y no nada más a mi, si no a la gente que me quiere. Pero, ¿la cambiaría por algo diferente? No. Hoy, después de 10 años de recuperación, te puedo decir que es lo mejor que me ha pasado. Porque cada vez tengo más en claro qué es lo que quiero manifestar en mi vida, cómo me quiero sentir, en qué me quiero enfocar y qué es lo realmente importante para mi.


Tus emociones existen para guiarte hacia la claridad, el equilibrio y la alineación con tu intuición, tu alma, Dios, o como le gustes llamar. Ninguna emoción es buena o mala, simplemente es. Y es en favor tuyo.


Hoy presta mayor atención a cómo te sientes. Y si no te gusta cómo te sientes, entonces haz una pausa y pregúntate: ¿y cómo sí me quiero sentir?

Hoy quiero sentirme bien. Quiero sentir la claridad en mi mente y mi cuerpo de que todo está bien. Quiero sentir mi cuerpo vibrar porque está vivo. Quiero sentir la luz del sol en mi rostro y sentir que me abraza. Quiero sentirme llena de energía y vitalidad. Quiero sentirme más en sintonía con mi intuición. Quiero sentir el amor en las plantas, en el viento, en el canto de los pájaros. Quiero sentirme en el lugar correcto en el momento correcto. Quiero sentirme bien!

Es entonces cuando comienzas a alinearte con esa sensación de bienestar, de paz, de alegría y gratitud.

© Melissa Martinez

  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon